Bodega

Scriani

Italia

Ficha Técnica

Lugar: Valpolicella

Enólogo: Stefano Cottini

Propiedades: 9 ha. de viñedos ubicados en las colinas de Monte Urbano y La Costa, ambos parte de la zona histórica y central de la D.O. Valpolicella. La casa tiene seis pagos diferentes, cinco de cuales utilizan la pergola tradicional para formar las parras.

Producción: 70.000 botellas al año

Web: http://www.scriani.it

Vinos Disponibles

Galardones

Guía de los Grandes Vinos d'Italia 2012: "Vinos de gran simpatía y terruño". Luca Maroni: "Complimenti" Incluido en el 2013 Anuario de los Mejores Vinos Italianos

Datos de la bodega

El vino tradicional de Valpolicella es un tinto dulce denominado Recioto elaborado de uva pasificada. En las ocasiones en que el recioto fermentaba en seco, normalmente por accidente, se solía llamar amargo, o “amarone”. En los años 50, los productores comenzaron a elaborar estos vinos intencionadamente, lo que dio lugar al nacimiento de lo que hoy conocemos como Amarone. En la actualidad, el Amarone empieza con el secado de uva de cosecha tardía durante unos 4 o 5 meses hasta perder una tercera parte de su peso, con una consecuente concentración alta de azúcar. Los racimos enteros y secos se prensan y fermentan. El vino se deposita en barricas de roble esloveno de diverso tamaño durante dos o tres años. El vino final es seco y de gran cuerpo, alcohólico y con un delicioso sabor a frutos secos. El Valpolicella Ripasso cuenta con estos toques de frutos secos parecidos al Amarone, pero con menor contenido alcohólico y a un precio mucho más asequible. Se elabora de uva fresca fermentada en acero inoxidable, y luego se hace una segunda fermentación utilizando el orujo del Amarone, lo que le añade alcohol y peso a lo que de lo contrario sería un Valpolicella Superiore. A continuación se envejece en barrica de roble durante dos años. Los vinos de Ripasso suelen poseer entre 13 y 14º de alcohol. El método Ripasso es reciente, ya que data de la década de los 80, habiendo recibido su denominación de origen en 2009. Los vinos de Valpolicella están elaborados de una mezcla de tres varietales principales: Corvina, Corvinone y Rondinella. Los dos primeros son los más importantes y representan entre un 45% y un 95% del total. La uva Corvina tiene matices de guinda al maraschino, con sabores especiados, de cereza y de canela. La Corvinone es una uva de grano grande y ovalado, con un claro matiz balsámico que con el tiempo se vuelve atabacado. El varietal Rondinella produce granos pequeños y vinos suaves listos para consumir. Su porcentaje en el vino final es menor, no debiendo superar el 30%.

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información Aceptar